Más de 300 jóvenes participan en la peregrinación y Vigila diocesana de la Inmaculada, bajo el manto de la Virgen de la Fuensanta

353

El Santuario de la Virgen de la Fuensanta de Alcaudete acogía el pasado lunes, 7 de diciembre, la tradicional Vigilia de la Inmaculada.

En esta ocasión, debido a las restricciones frente a la pandemia de la COVID-19, el encuentro, organizado por la Delegación de Juventud y Vocaciones, se celebró de manera online. Así, más de 300 jóvenes de toda la Diócesis pudieron participar desde sus respectivas comunidades parroquiales.

Tras tres días de peregrinación, la Vigilia comenzaba a las 7 de la tarde con el rosario de la caridad, preparado y participado por los jóvenes de Alcaudete y la Cofradía de la Virgen de la Fuensanta.

Mensaje del Obispo
Posteriormente,  se hacía presente nuestro Obispo, Don Amadeo Rodríguez Magro, con un mensaje en el que anima a los jóvenes a reunirse en torno a la Virgen de la Fuensanta y caminar, como peregrinos, hacia ella. “Hoy la Iglesia joven, que existe y que vosotros representáis, suele reunirse en la víspera de la gran fiesta de nuestra Madre, que es la fiesta de la Inmaculada Concepción. Todos los que hemos venido, ante la Virgen de la Fuensanta, somos peregrinos y vamos caminando hacia ella”.

Además,  Don Amadeo admitía que entre la Virgen de la Fuensanta y él existe un gran vínculo, “ya que tengo una deuda con ella: su coronación, que se ha visto retrasada a causa de la pandemia”.

El Obispo animó a los jóvenes decirle a la Virgen “te quiero, me siento tu hijo y quiero que pongas en mi corazón lo que tú ofreces como fuente de felicidad para todos, que pongas en mi corazón un amor grande y profundo a Jesucristo, el Señor. El Señor de la vida de los jóvenes como nos ha dicho el Papa Francisco, «Christus vivit»”.

Asimismo, Don Amadeo quiso recordar a los enfermos y fallecidos de la pandemia. “Estamos pasándolo muy mal. Estamos en unos días muy difíciles, con muchas personas enfermas y fallecidas. Pidámosle a la Virgen de la Fuensanta que nos eche una mano. Virgen de la Fuensanta, queremos coronarte, porque cada uno de nosotros, nuestro cariño, son las mejores perlas y joyas que luce tu corona. Siempre que coronamos a la Santísima Virgen, los que la amamos, ponemos como corona nuestros corazones”.

Eucaristía
Pasadas las 19.30 horas, daba comienzo la Eucaristía presidida por el Delegado de Juventud y Vocaciones, D. Juan Carlos Córdoba, y concelebrada por el Subdelegado, D. José Navarrete; el arcipreste de Alcalá la Real, D. Juan Ramón Gómez; y el párroco de la localidad, D. José Antonio García.

Durante su homilía el Delegado reflexionó sobre María, como modelo de Fe y Vida para los cristianos, resaltando su espíritu joven que la llevó a decir el Sí para hacer la voluntad y ser instrumento de Dios para la salvación de los hombres y mujeres, por la encarnación de Jesús.

Además, D. Juan Carlos destacó que María ha sido la mayor influencer llegando al corazón de muchas personas que, con devoción, la veneran y la quieren. Sus redes sociales fueron el ejemplo y el testimonio de vida que marcó, también, los primeros momentos de la Iglesia en Misión. Una Madre del cielo que presume de sus mejores joyas: sus hijos queridos. “Esa es la mejor corona de la Virgen María”, recalcó  el Delegado, haciendo alusión a la ansiada espera del pueblo de Alcaudete para su próxima coronación canónica y pontificia de la patrona, Ntra. Sra. de la Fuensanta.

Finalmente, la celebración eucarística culminaba con la bendición del Santísimo Sacramento desde el Camarín de Ntra. Sra. de la Fuensanta y una foto de grupo.

Donativos
Unidos al Año de la Caridad de nuestro plan pastoral diocesano, desde la Delegación de Juventud y Vocaciones se animaba a los jóvenes que participaran en esta Vigilia a realizar una aportación económica de forma personal o en grupo. Estos donativos, que aún no han podido contabilizarse, irán destinados a apoyar el Centro de Día Santa Clara (Personas sin Hogar) de Jaén.

Galería fotográfica: «Vigilia de la Inmaculada»