La Delegación Episcopal de Juventud y Vocaciones estrena nuevo logotipo

140

Desde que el pasado 14 de junio del 2019, el Sr. Obispo de Jaén aprobó el nuevo estatuto de la curia Diocesana, se sabe que las delegaciones episcopales de Juventud y Vocaciones van a formar una unidad para la dedicación pastoral en el campo juvenil de nuestra diócesis, dentro de la Vicaria de Evangelización. Delegación que principalmente ofrece servicios esenciales como la animación de la propia pastoral juvenil diocesana y la animación vocacional a través de la institución del Seminario Diocesano y el centro vocacional “Manuel Aranda”.

Fue este motivo y comienzo de etapa nueva la que animó al nuevo equipo de la Delegación a proponer y estrenar un nuevo logotipo en el presente curso, para que represente y explique bien la misión encomendada que la Iglesia Diocesana quiere llevar a cabo a través de esta Delegación.

Pasamos ahora a explicar los elementos esenciales del nuevo logo, sencillo pero con un gran simbolismo.

El logotipo principalmente está compuesto de tres elementos esenciales, que representan, como una unidad, la esencia de la Misión de la Iglesia en el mundo:

  • LA BARCA de color morado ambientada en el lago de Galilea nos recuerda el pasaje evangélico donde Jesús empieza a llamar a sus primeros discípulos, a orillas del lago, donde les encomienda la Misión de ser sus apóstoles. Barca que, simbólicamente y a lo largo de la historia, representa a la Iglesia viva donde todo bautizado es acogido, escuchado y acompañado, donde cada persona está llamada a encontrarse personalmente con Dios para formar parte de la familia de los hijos de Dios, siendo sus discípulos. Una barca abierta a todos que unifica a todos como familia de un mismo Padre, pero contando con la riqueza de los carismas y dones que el Espíritu Santo reparte a cada uno.Barca que dibuja la palabra “DESCUBRE” que refleja que la etapa juvenil es tiempo para descubrir no solo las dimensiones esenciales de la vida, sino también lo que Dios tiene preparado para cada uno animándose a adentrarse en esta aventura.
  • LA CRUZ. En el centro del logo, para significar lo más importante, está LA CRUZ, que representa a Jesucristo. Con un color llamativo la Cruz simboliza además que es la vela que guía a la Barca, a la Iglesia, el pueblo de Dios que camina guiado por el Señor Resucitado, siguiendo sus huellas. Nos recuerda que Cristo en realidad es quien empuja a su «Barca», a su Iglesia en su Misión y destino que desea: proclamar y anunciar la Buena Noticia.Resaltar que, el color y la forma de la Cruz, respetan el diseño anterior que la Delegación de Juventud tenía desde sus inicios, como muestra de que seguimos la misma labor y misión entre los jóvenes. En el centro de la Cruz se destaca un símbolo de color blanco que nos recuerda la protección maternal de la Virgen María en la Misión de su Hijo Jesucristo, quiere reflejar la devoción que nuestra tierra también le tiene a la Madre de Dios.
  • RAMA DE OLIVO. El tercer elemento que más destaca es la RAMA DE OLIVO de color verde, como característica de nuestra tierra de Jaén, Iglesia que camina en el inmenso mar de olivos, tierra del Santo Reino que continuamente ofrece su agradecimiento a Dios de todos sus frutos materiales y espirituales.

 

El logotipo en su conjunto está rodeado por una forma circular en forma de atmósfera, significa que todo lo que hacemos es siempre bajo la guía y amparo del Espíritu Santo, además de recordarnos nuestra condición como bautizados llamados a la vocación de la santidad y amistad con Cristo.

Como resalta el Papa Francisco en la exhortación apostólica tras el Sínodo de los Jóvenes del pasado año “CRISTO VIVE” y sigue ofreciendo una Iglesia joven que quiere seguir caminando y saliendo al encuentro de todos para mostrar su Amor.

Samuel y Marta,
Equipo de la Delegación