Testimonios Yoiré: Lydia e Irene

499

Recogemos en esta entrada la entrevista a dos miembros del grupo diocesano de música de la Delegación de Juventud, Yoiré. Iremos poniendo cada mes la entrevista a dos de sus miembros para que vayamos conociendo a este grupo que está participando tan activamente en muchas de las actividades de la Delegación, y también en otras actividades eclesiales que no son de nuestra Delegación de Juventud.

IRENE & LYDI

Buenas tardes, Lydia e Irene. Gracias por darnos vuestro testimonio. En primer lugar, ¿podéis presentaros?
LYDIA: Soy Lydia, tengo 27 años, trabajo como recepcionista y administrativo, casada desde Octubre de 2011 y pertenezco al Grupo Yoiré desde que se formó en Mayo de 2013.
IRENE: Soy Irene, tengo 18 años, estudio educación primaria en la Universidad de Jaén y doy clases particulares de inglés. Pertenezco al Grupo Yoiré desde febrero de 2014.

¿Qué te impulsa a estar en Yoiré?
LYDIA: Poder trasmitir la fe a través de la música y compartirla con otros hermanos que tienen las mismas inquietudes.
IRENE: Poder transmitir mi fe a todo el mundo, especialmente a los jóvenes, a través de la música y compartirla con mis compañeros, para poder seguir creciendo.

¿Qué pretendes compartir con la música a los jóvenes?
LYDIA: Creo que la música es una herramienta que te transporta y te eleva sin darte cuenta. De este modo, creo que hacer llegar a los jóvenes mensajes de Fe y la Palabra de Dios con música es una manera muy sencilla de que nos demos cuenta de lo bueno que hace el Señor en nuestras vidas.
IRENE: Partiendo de la base de que la música ayuda muchísimo más a transmitir cualquier cosa, y como he dicho en la anterior pregunta, me encantaría transmitir a todo el mundo que quiera oír las maravillas que hace el Señor en nuestras vidas, lo grande y maravilloso que es, su amor inmenso hacia nosotros y lo que nosotros le queremos, pese a nuestros fallos. Pienso que, con fuerza, decisión y convicción en lo que uno cree es más fácil transmitírselo a la gente de verdad.

¿De qué manera ha influido Yoiré en tu relación con Dios?
LYDIA: Desde que estoy en Yoiré me siento más cerca de Dios, hace que no pierda la relación que muchas veces se hace distante en el día a día de cualquier joven.
IRENE: Mi vida antes era un caos, tenía demasiados problemas y me sentía como se siente cualquier joven. Desde que estoy en Yoiré me siento querida, siento su amor cada día, y me da fuerzas y ánimo. Siento que, a su lado, puedo con todo. Eso es posible también al estar rodeada de gente que comparte la misma fe, el mismo sentimiento, que hace que esto tenga su sentido.

En pocas palabras, expresa lo que Yoiré te transmite cuando estás ensayando, de convivencia o actuando.
LYDIA: ¿Sabes la sensación que te produce algo muy esperado, que te ilusiona y estás deseando que llegue el día? Es lo que siento cuando nos juntamos en Yoiré. He conocido personas maravillosas que hemos forjado una amistad desde la fe, y aun siendo muy distintos, con edades dispares y conociéndonos desde hace escaso año y medio (o meses en algunos casos) siento que los conozco de toda la vida y quiero compartir mil experiencias con ellos.
IRENE: Llevo muy poco tiempo aquí comparado con otros compañeros, pero para mí todos y cada uno de mis compañeros son ya mi familia. Pasar tiempo con ellos me hace crecer, tanto en mi fe como en mi persona, pese a la disparidad de edades, eso no es obstáculo. Cada ensayo, cada convivencia, cada actuación, no se queda solo en eso, va más allá, toma un sentido, un sentido de grupo cristiano, que es lo que somos. El ponernos en manos del Padre al principio de cada ensayo y de cada concierto te une, ¿sabes? Y no de cualquier manera. Crea un vínculo muy fuerte y especial, se hace necesario el pasar tiempo con ellos, el querer más, el vivir así tu día a día. Te da un soplo de fe necesario todos los días. Es una sensación inexplicable, tan bonita, tan motivadora, tan ilusionante… Que no quiero dejar de sentirlo nunca, sólo tengo palabras de agradecimiento por esos momentos y lo que me han hecho crecer.

Muchas gracias a las dos, por vuestro testimonio y vuestro compromiso. Transmitidle al resto del grupo también el agradecimiento por todo lo bueno que está haciendo Yoiré como instrumento de Dios. El próximo mes entrevistaremos a otros dos miembros del grupo.